¡Gracias!

Mensaje del Rector Electo

Estimadas y estimados colegas, amigas, amigos,

 

Me dirijo a ustedes en calidad de Rector electo de nuestra Universidad de Santiago de Chile.

 

Hemos recorrido un camino de más de cuatro años, y un intenso trabajo de cuatro meses para dar a conocer nuestra propuesta de gobierno para los próximos cuatro años. En este recorrido, nuestro principal objetivo ha sido construir con ustedes, una propuesta de presente y futuro que le devuelva a nuestra Universidad excelencia, prestigio y protagonismo en el medio externo.

 

En este camino hemos escuchado sus ideas, sus dolores, sus heridas, sus proyectos, hemos entendido cuál es la Universidad con la que sueñas. Y estamos de acuerdo.

 

Primero, una Universidad que vuelva a colocar a cada una y cada uno de los miembros de nuestra comunidad como los pilares fundamentales de nuestro quehacer. Una Universidad donde nunca más nadie se vuelva a sentir amenazado, donde nadie sea maltratado, donde resolvamos nuestras diferencias de manera respetuosa y académica, donde volveremos a valorar la diferencia y el respeto entre todas y todos. Trabajaré para construir paz en medio de nuestra comunidad, para que como un solo cuerpo enfrentemos con alegría y esperanza los nuevos tiempos que hemos comenzado a vivir.

 

Y lo segundo, es el fortalecimiento de la investigación de calidad y alto impacto, de una docencia de pregrado innovadora y flexible y de un posgrado fuerte, interdisciplinar y colaborativo, con pertinencia y calidad, los que serán las razones intransables que justificarán todas nuestras decisiones. Todo el aparato administrativo y de gestión, normativo y presupuestario, infraestructura y equipamiento, estarán al servicio de la actividad académica.

 

Enfrentaremos los nuevos tiempos con una gobernanza con participación real y efectiva; valorando la diversidad disciplinar; realizando una gestión financiera transparente, con probidad y con eficiencia; iniciando un proceso de descentralización que terminará con la excesiva centralización actual; eliminando la burocracia y el clientelismo; impulsando una excelencia con pertinencia; y con capacidad de anticipación ante los desafíos de nuestro cambiante contexto nacional e internacional.

 

En esa misma línea, sabemos que en nuestro país y en el mundo, estamos atravesando momentos difíciles e importantes transformaciones, a veces desestabilizadoras. Tengan la seguridad de que sabemos cómo enfrentar estos tiempos para dar estabilidad y seguridad laboral a todas y a todos, además de sustentabilidad a nuestra institución.

 

Nuestra universidad es estatal, laica, pluralista, tolerante, inclusiva, diversa, estimula el pensamiento crítico, y seguirá enarbolando estos principios incuestionables bajo nuestro gobierno. Pero, además, impulsaremos la equidad sin distinción en todas sus expresiones, la libertad de pensamiento, la participación y la vida en comunidad.

 

Ese es el proyecto de Universidad por el cual ustedes han optado hoy. Gobernaré enarbolando la libertad, la igualdad y la fraternidad como principios rectores de nuestra convivencia. Y tengan confianza. Mi trayectoria es la garantía de mis compromisos.

 

Es por ello, que quiero agradecer a quienes entregaron su confianza y apoyo al compromiso de gobierno de unidad que me honro en liderar. Agradezco de todo corazón a todas y a todos quienes tuvieron a bien votar por mí hoy, porque creyeron en nuestro proyecto, porque apostaron por nosotros. Su apoyo me honra y compromete el cumplimiento irrestricto de nuestro programa de gobierno. De una cosa pueden estar seguros: no los defraudaré.

 

Agradezco al profesor Dr. Pedro Palominos que, con la generosidad y amor por la Universidad que bien conocemos en él, aceptó mi invitación para construir juntos un gobierno de unidad que dará estabilidad institucional y gobernanza a nuestra Universidad. Pido para el profesor Palominos un fuerte aplauso.

 

Quiero agradecer a mi equipo de trabajo de primera vuelta. Equipo de alto nivel profesional, comprometido, trabajador, entusiasta, enamorado de la Universidad. Equipo de académicos, profesionales, administrativos y estudiantes que hicieron posible que yo esté hoy aquí. Equipo que siempre me sostuvo y me contuvo para continuar cuando las energías parecían faltar. Equipo de lujo con el que se puede ganar cualquier batalla. Pido también un gran aplauso para ellas y ellos.

 

También agradezco al equipazo de segunda vuelta, que se conformó con la inclusión del tremendo equipo que en primera vuelta trabajó con Pedro Palominos. Colegas de gran compromiso, conocedores de la Universidad, honestos y transparentes, de gran capacidad profesional y de gran trayectoria académica. Ambos equipos fundidos en uno solo permitieron el triunfo de hoy y pido un gran aplauso también para ellas y ellos.

 

A quienes no votaron hoy por nuestra propuesta, les agradezco, porque su participación legitima este proceso y engrandece nuestra Universidad. Les invito a que se sientan plenamente parte de nuestro programa de gobierno de unidad, programa que a partir de hoy no nos pertenece a algunas o algunos sino que es el programa de toda la comunidad universitaria. Les invito a conversar conmigo, a intercambiar ideas y a sumarse a la gran mayoría de quienes sabemos que es esencial lograr ahora un cambio en la gestión de nuestra Universidad.

 

Quiero aprovechar de saludar a los académicos y académicas por horas de clases, a todo el cuerpo administrativo, profesional, técnico y auxiliar, y a todas y todos nuestros estudiantes. Nuevamente, ustedes no han podido votar en esta elección. Pero, muy prontamente, con la aprobación de nuestro nuevo Estatuto Orgánico, las y los profesores por horas serán reconocidos como académicos por hora con derechos electorales, implementaremos los cuerpos colegiados triestamentales y elegiremos a decanas y decanos, directoras y directores de manera también triestamental. Ustedes son y serán muy importantes en nuestro gobierno por cuanto sin ustedes esta Universidad no podría existir.

 

Agradezco a mi esposa, a mis hijas, a mi padre y a mi madre, a mis hermanos y a toda mi familia por el acompañamiento y el respaldo. Especialmente, a mi esposa e hijas por su eterna paciencia conmigo.

 

Y con el respeto que todas y todos ustedes merecen, agradezco a Dios quien me da la paz y la tranquilidad que ustedes ya conocen en mí, desde el día mismo en que nací.

 

Les invito a celebrar porque las cosas buenas hay que festejarlas dejándonos abrazar por la alegría que ahora nos visita y pedirle que no nos abandone durante estos cuatro años que recién comienzan. No nos conformaremos con la alegría y la esperanza de un momento, buscaremos también cual será nuestra libertad duradera en el futuro.

 

Les invito a celebrar porque hoy aquí hay una sola y gran vencedora: nuestra querida Universidad de Santiago de Chile.

 

Gracias, gracias, muchas gracias.

 

 

Profesor Rodrigo Vidal Rojas

Rector electo Universidad de Santiago de Chile

 

Santiago, 14 de julio de 2022

¿Tienes sugerencias, propuestas, comentarios? Escríbelos en este formulario